Consejos prácticos para la educación del cachorro

Este artículo tiene como objetivo difundir los aspectos más importantes relacionados con el comportamiento social de los perros dentro de la manada y la relación que se da entre la madre y el cachorro durante la lactancia a los efectos de conocer mejor a nuestros perros y poder sacar conclusiones prácticas que nos puedan servir para educarlos y lograr una convivencia armoniosa durante toda la vida.Como educar a mi cachorritoSegún  Patrik Pageat, el comportamiento del perro depende en promedio en un 20% del factor genético o herencia y en un 80% de factores ambientales adquiridos con el aprendizaje, es decir que la manifestación del comportamiento depende principalmente de la influencia que el entorno ejerce sobre el cachorro y en mucho menor medida de la variable genética.Muchos de los problemas de comportamiento que presentan nuestros perros tienen su origen durante la etapa de socialización que va, desde aproximadamente la tercera o cuarta semana de vida, cuando los sentidos son apenas funcionales, hasta aproximadamente las 12 a 16 semanas de vida. De ahí que es muy importante que el cachorro tenga una crianza adecuada desde el comienzo de su vida.Una crianza adecuada es aquella que permite al cachorro 1) una socialización correcta, esto es, identificarse con ellos mismos y con los propios de su especie, a la vez de aceptar al ser humano y a otras especies como parte natural de su entorno; 2) presentar un buen equilibrio sensorial o en otras palabras, sentir curiosidad ante diversos tipos de estímulos sin evidenciar comportamiento fóbico y 3) autocontroles adecuados: inhibición de la mordida y postura de sumisión

Al nacer, los cachorros dependen totalmente de su madre. Esta los alimenta, les provee de inmunidad con el calostro (primera leche), los protege y los educa enseñándoles pautas de comportamiento fundamentales para su vida futura.

Los cachorros nacen ciegos y sordos. Sus únicos sentidos son el tacto (principalmente de la zona fronto-nasal) que los ayudará a localizar las mamas de su madre para alimentarse y el gusto.

Al comienzo, los cachorros no pueden orinar ni defecar por si mismos. La madre, con su hocico voltea a sus hijos y lame la zona peri anal y genital posibilitando que estos puedan excretar, al tiempo que ingiere el orín y las fecas de sus hijos. Pero no solo está solucionando este tema, sino que a su vez  les está enseñando la postura de sumisión y esto el perro no lo olvidará jamás. Esta consiste en quedarse inmóvil patas arriba y enseñando el cuello a quien en estos momentos los domina.

Está bien demostrado que aquellos perros que no han tenido oportunidad cuando cachorros de interactuar con sus madres y por consiguiente no aprendieron esta postura, a futuro, cuando se enfrentan a un perro dominante, luego de una pelea, no logran calmar a su oponente por no saber poner freno a la pelea demostrando que han perdido. Como resultado de esto, se perpetúa la agresión.

Se recomienda en cachorros que han quedado huérfanos, tratar de repetir esta secuencia que realiza la madre: dar vuelta al cachorro patas arriba y estimularlos a defecar y orinar mediante el masaje de la zona anal y genital usando un algodón embebido en agua tibia.

Otra cosa que les enseña la madre es a inhibir la mordida. Les enseña, concretamente a medir la potencia de la mordida. Cuando los cachorros juegan entre ellos y uno muerde a otro y este se queja llorando, la madre acude, le sujeta la trompa al agresor o le da una pequeña mordida en la oreja o el cachete. Con esta maniobra, la madre les enseña a jugar con moderación y a saber parar el juego antes de llegar a lastimar a otro cachorro o a nosotros mismos.

Cuando se sacan a los cachorros demasiado temprano del cuidado de su madre es recomendable que nosotros asumamos ese papel y los eduquemos para inhibir la mordida imitando a su madre. Cuando el cachorro muerde fuerte, y continúa aún cuando el animal mordido o la persona grita, se lo debe castigar con un enérgico NO, tomarlo firme del hocico y jalarlo hacia el suelo. También surte efecto el pellizcarles fuete una oreja.

Los cachorros deben tener desde pequeños, una relación sostenida con individuos de la misma especie y con los seres humanos (adultos y niños) a los efectos de tener una convivencia futura sana con otros perros y establecer una relación social equilibrada con el hombre para toda la vida.

Es conveniente además, que establezca desde una edad temprana nexos con otras especies como gatos, aves y otras, según el caso, que a futuro vayan a convivir con él en su mismo ambiente, a los efectos de que pueda mantener estas relaciones de convivencia sin problemas.

Es de suma importancia proporcionarle a los cachorros un entorno enriquecido en estímulos sean estos juguetes, ruidos cotidianos como por ejemplo gritos, ruidos de petardos, pasearlos en calles concurridas, mercados o ferias, hacerlos andar en auto, la idea es que todo aquello que el cachorro no conozca durante esta etapa de socialización, ( recordar que va desde la 4º semana a la 16º semana de vida, aproximadamente)  va a ser reconocido como extraño a posteriori y será muy difícil que a esa altura los acepte lo que llevará a problemas de comportamiento que se conocen como Síndromes de Privación.

Como ejemplos de estos Síndromes de Privación tendremos: fobia a otros perros, predación de perros pequeños, agresión intra-específica, fobias a personas, a niños, problemas de agresividad, fobias a diversos ruidos como por ejemplo fuegos artificiales en las fiestas de fin de año, etc. etc.

Otro aspecto fundamental en la educación de un cachorro es el aprendizaje de la posición jerárquica que tendrá dentro del grupo familiar a fin de evitar la aparición de agresión y sociopatías.

Las ocasiones principales en que tenemos que aplicar la jerarquía son: al comer, al descansar, en el comportamiento sexual y a la hora de los contactos o interacciones.

En la vida salvaje, cada vez que un animal es cazado para alimentar a la manada, el que primero accede a la comida es el Macho Alfa, o sea el macho dominante y luego quien le sigue en la escala jerárquica hasta llegar al último individuo, quien muchas veces se irá a dormir con el estómago vacío, pero, jamás se le ocurrirá tomar el alimento de otro, al menos que quiera subir jerárquicamente.

Trayendo este concepto al ambiente familiar, debemos evitar que nuestro perro nos robe la comida de arriba de la mesa ni que esté pidiendo mientras comemos, hay que evitar compartir nuestro alimento con él.

Tenemos que evitar que se sienta  un igual a nosotros porque, entre otras cosas, nos morderá si pasamos cerca de el mientras come si considera que podemos ser una amenaza para su alimento.

Entonces, desde un primer momento, nuestro perro debe comer luego que todos en la casa lo hicieron y no solo eso, debe comer en un lugar poco importante de la casa y si pasan más de 30 minutos y no come, le retiramos la comida hasta la próxima hora de ración.

Respecto al descanso, este es muy importante para el perro. El cuerpo del perro está repleto de glándulas responsables del olor que dejan donde se han acostado. Donde duerme el Macho Alfa, no duerme ningún otro perro. Es un lugar de dominancia.

Traducido a nuestro hogar, este lugar puede ser nuestra cama o un determinado sillón que tenga nuestro olor. No debemos permitir bajo ningún concepto que se adueñe de nuestro sitio de descanso. Cabe la posibilidad de que se suba a nuestra cama y al considerar que es una posición conquistada, al intentar subir nosotros, nos muerda.

Esto ya de por sí es grave, pero, además debemos de tener en cuenta de que una cama es un sitio elevado jerárquicamente y el solo hecho de acceder a ella le otorga prerrogativas que pueden repercutir en otros aspectos de la vida de la “manada”.

En resumen hay que decir que el perro jamás debe acceder a los mismos lugares de descanso que los humanos. Es más, su lugar de reposo deberá estar bien delimitado a un sitio poco importante de la casa, jamás un pasillo o debajo de una puerta, para evitar que cuando transitamos tengamos que pasar sobre el.

Con respecto al comportamiento sexual, debemos evitar las posturas de monta orientada hacia los humanos. Es común que cuando estamos sentados o incluso parados el perro adopta una posición  de monta sobre nuestras piernas, no hay que permitirlo pues todo apunta a un esquema de dominación, ya que en la manada, no todos los individuos se reproducen, sino los que tienen determinado rango jerárquico.

Referido a los contactos, debemos ser nosotros y no nuestro cachorro quien tenga la iniciativa del comienzo y finalización de los contactos. Es ideal que antes de recibir una caricia, obedezca alguna consigna, como por ejemplo la orden de sentarse.

Una pregunta frecuentemente escuchada en cualquier consultorio veterinario es: ¿Cómo hago para que mi cachorro haga sus necesidades en un lugar determinado?

Lo que recomendamos es restringir sus desplazamientos dentro de la casa, nuestro cachorro no debe tener acceso a toda la casa sino que este debe ser gradual a medida que se va instaurando un correcto hábito de eliminación.

Como regla, el lugar de evacuación de heces y orina que elijamos debe estar alejado de las áreas de alimentación y descanso. En ese lugar debemos colocar papeles de diario o carpetas absorbentes para facilitar la limpieza y es de utilidad impregnar esta superficie con un algodón embebido en orina del mismo cachorro para que se familiarice con sus propios olores.

La enseñanza no debe incluir el castigo sino la estrategia de la anticipación.
En que consiste esta: aprovechar los momentos en que el cachorro seguramente va a hacer sus necesidades, estos son al despertar, luego de que haya tenido alguna actividad y después de que haya tomado agua o ingerir alimentos. En estos momentos hay que llevar al cachorro al área de evacuación. Cuando logremos el objetivo, se recomienda reforzar el acontecimiento con alguna caricia e incluso un premio que sea de su agrado.

Otro punto a tener en cuenta es la necesidad de inducir el desapego del cachorro con el propósito de prevenir el problema de la ansiedad por separación, entre otros trastornos.
Esto se logra separando las zonas de descanso del cachorro respecto a las de la familia, manteniendo la iniciativa de los contactos (yo elijo el momento para jugar, no el cachorro) y acostumbrando al cachorro a que se quede solo tanto cuando la familia esté en casa como cuando se ausenta.

De esta forma, estaremos reduciendo la posibilidad de que aparezcan los problemas tan usuales que se dan cuando dejamos al perro solo en nuestro hogar: ladrido excesivo, aullidos, destrucción de objetos, micción y defecación inadecuadas en varios sitios, entre otros.

Para finalizar este artículo, creemos importante diferenciar los conceptos de educación y adiestramiento.

La educación consiste en dar a conocer al cachorro reglas de conducta con el propósito de lograr una convivencia armónica y un comportamiento social adecuado. Para ello será preciso enseñar al cachorro, desde su ingreso al grupo familiar, las normas de conducta que regirán durante la convivencia por lo que resulta imprescindible que la familia toda se ponga de acuerdo en cuáles serán dichas normas y lograr que todos se comprometan a cumplirlas, sin entrar en contradicciones que terminarían por confundir a nuestro cachorro.

El adiestramiento, consiste en la enseñanza de determinados ejercicios puntuales que cumplen una función específica y que facilitan pero no constituyen el proceso educativo. A partir de los tres meses sería muy útil comenzar a enseñarle las órdenes básicas de adiestramiento: sentarse, echarse, caminar con collar y correa sin que nos tironeen y acudir al llamado.

Bibliografía consultada:

Prevención de los problemas de comportamiento en caninos de Claudio Gerzovich
Manejo conductual del cachorro del Dr. Daniel Rossi

Dr. Eduardo Andrés Mangarelli
Médico Veterinario


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s